Los mejores escarabajos tuneados

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los mejores escarabajos tuneados

Mensaje por cristian_h5 el Sáb Nov 13, 2010 6:16 pm

Cuando Volkswagen deje de fabricar el último auto Beetle en el 2011 terminará una era para la empresa alemana, que durante décadas fue identificada por el icónico y pequeño auto familiar. Sin embargo, millones de fans del Beetle –llamado escarabajo, vochito y cepillo en los países latinoamericanos- seguramente harán todo lo posible por prolongar la vida útil del auto. Una de las formas de hacerlo es mediante modificaciones, ya sea para mejorar su rendimiento o lograr una apariencia única. Los Beetles “tuneados”, o sea, modificados, ya forman parte de la cultura popular.

Quizás el primero fue Herbie, el protagonista de la película The love bug, realizada por Disney en 1968, que dio inicio a una saga en la pantalla grande y a una serie televisiva, impulsando la popularidad del auto. El Beetle ha sido tuneado de las formas más increíbles: convertido en bote, limusina, camioneta, casa rodante, remolque y hasta adaptado para los gustos de la muñeca Barbie. Pero los dueños de Beetles no sólo les han hecho arreglos exteriores extravagantes, sino también modificaciones mecánicas en busca de mejor desempeño en las carreteras, mayor potencia, elegancia y lujo, pero sobre todo, de un sello único.

Súper elegante
Este auto de 1969 es muy especial: no lleva el logotipo de Volkswagen pero es un Beetle de pura cepa. La ausencia de adornos exteriores le da un peculiar toque de elegancia. El tono plateado de su brillante pintura es personalizado, así como las bisagras cromadas de las puertas, el capó y la iluminación. Todos los detalles han sido cuidados: hasta el tubo de escape fue hecho a la medida. La suspensión es neumática y permite otra pulgada de descenso (un total de 7,5'). Las llantas de aleación son de 18 pulgadas, y los neumáticos marca BFGoodrich. El motor que acompaña este auto es un potente 2332 cc, suficiente para alcanzar 300 millas por hora. El interior de este Beetle está a la altura de su elegante imagen externa: doblemente insulado para aislar el ruido y el calor, con volante personalizado, asientos tapizados y panel de instrumentos también a la medida del conductor.

Orange power

Felipe Zepeda, empresario amante de los shows de autos, modificó este Beetle a petición de su hija Angelie, pero ella terminó devolviéndoselo cuando el deslumbrante auto naranja comenzó a robarse el show en todas partes. El Beetle naranja incluso sale en una escena de la película "2 Fast 2 Furious". Tiene un motor turbopropulsado de cuatro cilindros, 1.8 t, con detalles cromados y apoyado por un sistema de escape mejorado. Faros antiniebla con mallas y perforaciones en el parachoques delantero, faldones laterales y alerón trasero aerodinámico afirman la imagen atrevida de este Beetle.
Si su potencia es impresionante, aún más lo son sus interiores: tiene pantalla de 15'', computadora con teclado -que puede reproducir DVDs-, una Sony Play Station 2 y dos bocinas de audio Polk MOMO, para garantizar la mejor calidad del sonido en el auto. El panel de instrumentos es personalizado, hecho con fibra de carbono y pintado con fibra de vidrio de color naranja por el propio Zepeda. Todos los medidores montados en el panel de instrumentos están iluminados por luces neón azules al igual que las alfombras de piso y el motor. Los asientos son de alcántara gris con inserciones de piel negra y anaranjada.

Lujo en blanco
El blanco manda en este New Beetle del 2006, modificado en aras de proporcionar mayor elegancia y confort a los viajeros. El tablero de los instrumentos fue tapizado con cuero de ese color, al igual que los asientos y el interior de las puertas. Con motor y tracción delanteros, el New Beetle se basa en la plataforma utilizada para el modelo de Volkswagen Golf. Tiene un techo convexo con un panel eléctrico corredizo. Este modelo no lleva guardabarros y usa llantas de aleación 19×8.5j. Los frenos son de la exclusiva marca Brembo, que evitan el calentamiento excesivo y reducen la distancia de frenado en 6 metros. El precio de un New Beetle de 2006 ronda los 15 mil dólares sin todos los extras de lujo que incluye este auto.

Hogar, dulce hogar
Hay quien no puede vivir sin su Beetle, y lo modifica para cumplir la más inusual de las funciones: transportar un camper o casa rodante. La moda comenzó en las décadas del 60 y el 70, cuando varias compañías fabricantes de vehículos recreacionales comenzaron a montar pequeñas casas rodantes en el chasis del Beetle. A este híbrido se le llamó "Bugaroo" o "Beetle Minihome" y es una mezcla de diseño ergonómico y ahorro de espacio. La casa rodante incluye una cama, una estufa de butano, un clóset, una nevera y un fregadero. En esta imagen, tomada en 1994, recuerda la de una hormiga arrastrando un elefante, pero el Bugaroo naranja no parece estar sufriendo el peso del viaje.

De carrera
El prestigioso Essen Motor Show, que se realiza cada año en la ciudad alemana de Essen, exhibió este New Beetle de carreras entre fines de noviembre e inicios de diciembre de 1998. Ese fue el año en que Volkswagen sacó al mercado el New Beetle -que se diferencia del Beetle tradicional fundamentalmente en que tiene el motor en el frente y el baúl en la parte posterior. Al parecer, VW decidió celebrar la salida de su nueva línea al mercado con una demostración de potencia. Este New Beetle azul y rojo con alerón posterior aerodinámico tiene un motor de ocho cilindros que genera 1000 caballos de fuerza y alcanza una velocidad máxima de 315 kilómetros por hora. Tenía previsto participar en la competencia Dry Lake Speed en Bonneville, Estados Unidos, en 1999. Los Beetles no son ajenos a las pistas de carreras: miles de personas se han dedicado durante décadas al oficio de construir y correr los pequeños autos.

Arte sobre ruedas
¿Qué mejor homenaje a un auto legendario que decorarlo con una pintura legendaria? Este Beetle participó en la mayor fiesta privada a cielo abierto del icónico auto de Volkswagen: The New Beetle Sunshine Tour. La celebración se realiza anualmente desde el 2004 en la ciudad alemana de Travemünde, a orillas del mar Báltico. Este verano reunió a más de 300 autos de toda Europa, todo un récord, bajo el lema de "Alrededor del mundo con el New Beetle". El New Beetle amarillo que aparece en la foto se destaca por su reproducción de la Mona Lisa de Leonardo Da Vinci pintada con spray por un artista en los laterales del auto. El enigmático rostro de la mujer queda en el centro de la puerta, creando un emocionante efecto para los viajeros de este Beetle: ella los invita a viajar.

Homenaje al "cepillo"
La capital de República Dominicana, Santo Domingo, fue la sede del Día Mundial del Volkswagen Beetle el 4 de julio de 2010. El popular auto, al que los dominicanos llaman cariñosamente "cepillo", fue homenajeado con una exhibición de los más variados modelos de estos populares vehículos en las instalaciones de la Piazza Volkswagen. La fiesta fue organizada por los clubes de aficionados de los famosos autos, como el QuisqueyaVolky Club, Santo Domingo Volky Club y Cibao Volky Club, y contó con el auspicio de la empresa automotriz Avelino Abreu, C. por A., distribuidor exclusivo de la marca Volkswagen en la República Dominicana. En la imagen, una niña fotografía un llamativo New Beetle amarillo y negro, y se pueden apreciar en el fondo ejemplares de los primeros Beetles.

Descapotable y original
Este Beetle tuneado atrajo todas las miradas en mayo del 2009, cuando participó en una exhibición de autos de su tipo en el museo de Volkswagen en Alemania. El museo se encuentra desde 1985 en una antigua fábrica textil de la ciudad de Wolfsburg y sus 5.000 metros cuadrados albergan unos 180 vehículos, acomodados en seis pabellones. Entre sus curiosidades se encuentran un estacionamiento vertical de 60 metros de altura, un Beetle de madera que fabricó Livio de Marchi para el Carnaval de Venecia y un auto de carreras de 1949, con placas construidas a mano, que fue propiedad de la leyenda automovilística Petermax Müller. La Fundación del museo posee un archivo único con datos técnicos de los motores, información sobre los interiores, los diseños, las estructuras de las carrocerías o de fechas de producción de modelos antiguos de Volkswagen. En medio de tanta historia, este Beetle logró destacarse con sus modificaciones: completamente descapotable, sin guardafangos, con faros delanteros pequeños y prominentes, adornos niquelados y sobre todo la amplia franja naranja en el achatado capó, que destaca el emblema VW. Los asientos son de alcántara con cuadros negros y grises, para resaltar la peculiaridad de este Beetle.

Glamour de dama
Volkswagen celebró el 50 cumpleaños de Barbie con el auto que habría soñado la popular muñeca si alguna vez pudiera conducir uno. Fue creado en convenio con Mattel, fabricante de Barbie. Los asientos son de cuero blanco y rosa, las alfombras cosidas a mano, y el interior de las puertas así como las reposaderas de los brazos son de cuero rosa, el color de labios favorito de Barbie. Hasta la varilla para medir el nivel de aceite es de esa tonalidad. El techo es descapotable, por supuesto. El convertible tiene un vanity motorizado en el maletero y numerosos espejos y piedritas brillantes. El tono rosa perfecto del auto no fue fácil se lograr: es el resultado de la mezcla de cinco tonalidades. Este auto se presentó en la celebración del medio siglo de vida de la Barbie en su Casa de Ensueño en Malibu, California, en marzo del 2009. Los artistas de ABD Racing Werks, Katzkin Leather and Interiors and FoamMolders transformaron este Nuevo Beetle convertible en el auto perfecto de la Barbie.

Con techo bajo
El New Beetle Ragster, un auto concepto, fue presentado en el 2005. Tiene un techo más aplanado con un panel de tela retráctil, guardabarros acampanados y asientos traseros plegables. Su techo en forma de U es un desvío bastante pronunciado de la imagen tradicional del beetle, enfatizado por las dobles franjas plateadas en el medio de la carrocería. En su interior tiene diales de control y el espejo retrovisor está montado en el tablero de instrumentos, un detalle retro que recuerda a los primeros beetles fabricados en Alemania. La suspensión es más baja, al igual que el parabrisas -90 centímetros, para ser precisos. Está equipado con poderosos frenos Brembo y posee además nuevas defensas, luces traseras y parachoques. Usa neumáticos de 235 mm (9 ¼'). El Ragster debutó en el Auto Show de Norteamérica y no se ha producido masivamente.

cristian_h5
Admin
Admin

Mensajes: 19
Edad: 26
Localización: Quito-Ecuador

http://fecvw.foroactivo.biz

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.